Opinión

Dom20Ene 2019
Compartir

Columna de Bruno EspositoEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Nuestra prédica ya tiene muchos años, quizás somos muy pocos los que luchamos por un mínimo de respeto a la labor del periodista deportivo, pero veo que cada vez la ola es más grande y estamos perdiendo la batalla. Propietarios de medios de comunicación, empleados que deciden y que privilegian la sintonía y/o la lectoría, columnistas de espectáculos que gozan con sus majaderías y personajes de la categoría universal de bufos dentro de la irrespetada profesión hacen que cada día se tengan menos opciones, a tal punto, que hoy cualquier individuo que haya estado en un campo de fútbol es mucho, muchísmo más, sujeto de sentarse en un estudio de radio y televisión para hacer las veces de gran orientador dentro del contexto futbolístico.
Su palabra será el non plus ultra, no podrá ser refutada, cuidado de aquel que ose de contravenir sus opiniones en alta voz, porque es capaz de poner los puntos sobre las íes sin el menor reparo.
O en todo caso, aquellos jóvenes que estudiaron 5 años Ciencias de la Comunicación en alguna universidad o seis ciclos (tres años) en un reconocido instituto, tendrán su compensación yendo a cubrir entrenamientos, vestuarios, entrevistas de segundo orden, locución en off, labores de apoyo, ganando salarios discretos frente a los sueldos voluminosos que se llevan aquellos que en sus épocas vestidos de corto incluso no llegaron ni siquiera a integrar una selección nacional. Sino su valoración tendría que multiplicarse con muchos ceros a la derecha.
Este espectáculo es un vulgar plagio de los medios argentinos y uruguayos, que han infectado la profesión en la radio y la televisión, y al que se suma Chile, Perú y otros países, donde las asociaciones, sindicatos, federaciones, están comandados por personas que voltean los ojos para no ver lo que lo sucede a su alrededor. Son en todo caso los mismos gremios los responsables de semejante descrédito que sucede a diario. Como decíamos al comenzar se trata de un escándalo que agrede a quienes han hecho de sus vidas una dedicación exclusiva en beneficio de enaltecer el periodismo deportivo.
La tendencia se incrementa, la muerte anunciada del hombre de prensa es inexorable, en el campo deportivo hay muy poco por hacer, no hay cupo porque se prefieren peloteros gritones, llenos de voces engoladas y capaces de lanzar un "más antes", "primera vez que lo conozco", "haiga" y una serie de desatinos que, por supuesto, a ellos sí se les perdona porque siguen gambeteando esta vez frente a un micrófono.

Sáb19Ene 2019
Compartir

Columna de Bruno EspositoEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

En medio del silencio consentidor que al callar no opina, ni ofrece crítica alguna, nos referimos a los medios de comunicación del país que parecen encontrase en la luna de Paita y el sol de Colán, se cumplen dos meses desde que el Ministro de Educación anunció que la señora Susana Córdova, una distinguida NN en el ámbito deportivo, asumiría "transitoriamente" la jefatura del Instituto Peruano del Deporte en reemplazo de Oscar Fernández a quien se le pidió la renuncia a fines de Agosto pasado.
Temíamos que este nombramiento tipo encargo se convertiría en permanente y si bien es cierto sólo han pasado 60 días desde su designación, lo cierto y real es que el Poder Ejecutivo no ha encontrado la persona idónea para cumplir con la importante tarea de conducir y administrar el aparato público del deporte, lo que podemos considerar como inaceptable porque sí existen alternativas que con carácter de urgencia deberían ser convocadas. Esto en virtud que nos encontramos en un momento crucial por cuanto se avecinan los Juegos Panamericanos a celebrarse desde el 26 en Julio entrante.
No estamos para promover a ningún dirigente, ni hacer menciones de supuestos candidatos, lo que mortifica es que no se haya actuado con diligencia si nos remitimos al tiempo transcurrido desde que Fernández dejó el IPD . En cinco meses no hubo nadie que pudiera ser llamado para previa revisión de sus antecedentes proceder. si fuera así, a su designación. Esto es lo que nos preguntamos. No hubo nadie calificado para el cargo.
Lo más jocoso del asunto es que la propia Córdova habría llenado los ojos del ministro Alfaro y a estas alturas sería la funcionaria indicada para convertirse en jefa del IPD, responsabilidad que recaería en quien jamás ha tenido contacto con el deporte afiliado ni federativo, o sea que estaríamos frente a un nombramiento que no haría sino confirmar que el gobierno de Martín Vizcarra no tiene rumbo en el quehacer deportivo.
En los últimos gobiernos no hemos visto desarrollar medidas dentro de lo que llamaríamos "política deportiva", sólo acciones tipo parche para apagar el incendio del día y nada más. Tan complicado es diseñar un plan de 20 años para relanzar el deporte en el país, esto no se trata de leyes o instrumentos legales porque aquello está en manos del Congreso de la República. Lo que se demanda es que quienes asumieron la jefatura dejaron algún Plan Deportivo para que quien llegara tuviera idea de sus proyectos y objetivos. Todo parece señalar que no, que nunca hubo nada rescatable.

Vie18Ene 2019
Compartir

Columna de Bruno EspositoEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Uruguay, Paraguay, Ecuador y Argentina, en ese orden, son nuestros rivales comenzando el Sudamericano sub 20 de fútbol a disputarse en canchas de Chile. El argentino Daniel Ahmed es el responsable de la conducción técnica del seleccionado.
Hoy se producirá el debut nacional frente a los charrúas en la ciudad de Talca. Será a las cinco y treinta, hora de nuestro medio.
Brasil, Colombia, Venezuela, Bolivia y Chile están sembrados en la llave "A". Ayer empezaron las hostilidades con un sorpresivo triunfo de Venezuela sobre Colombia por 1 a 0 y el empate 1 a 1 de los locales chilenos ante Bolivia. Nos imaginamos los comentarios de la prensa mapochina por el resultado inesperado de los suyos, tomando en cuenta que se prepararon con mucho esmero pare el torneo.
Los tres primeros de la ronda final ganarán los boletos para concurrir al Mundial de Polonia a celebrarse en Octubre del presente año. Y en el caso de los Juegos Panamericanos de Lima serán los cuatro primeros, si Perú no ocupa uno de esos lugares tendremos cinco equipos sudamericanos en lisa.
Lo valioso de esta categoría es que a esa edad el jugador que tiene proyección ya aparece en la primera división. Podemos decir que es una norma. En nuestro medio no es tan notorio, pero tenemos casos destacados de elementos que se nutren en los clubes donde se trabaja con seriedad y responsabilidad en las divisiones menores.
Nuestro fútbol profesional - ya lo decíamos en una columna anterior - prende sus luces para hallar diamantes en bruto en Sporting Cristal, Universidad San Martín de Porres, Universitario de Deportes, Academia Cantolao de preferencia. De tanto en tanto Sport Boys no se queda a la zaga. Fuera de la órbita rentada aparece el club Esther Grande de Bentín que maneja Jaime Noriega, ex presidente de los cerveceros.
Todo lo contrario ocurre en Brasil, Argentina y Uruguay, países en los que la competencia adquiera tal nivel que los chicos de esa edad ya están preparados para defender sus colores hasta en un mundial de mayores. Las estadísticas nos tapan la boca por la inmensa cantidad de jóvenes que pasan a Europa y que tienen precisamente los 20 años, o sea que su futuro está asegurado para convertirse en gran figura.
Cada selección lleva lo mejor de la categoría a Chile y espera una gran cosecha. Cada equipo está llamado a hacer historia en una contienda crucial si miramos lo que viene en el continente. Copa América y eliminatorias al Mundial de Qatar 2022. No es poca cosa no ?