opinion2Lo que está pasando en estos dias en el Parque Olímpico parece un hermoso sueño del que uno no quiere despertar. Lo fabuloso es que no hay porque temer no seguir dormidos, porque lo que está pasando es una realidad, grata, absoutamente imprensada pocos años atrás. Y ni que decir cuando a comienzos de los años setenta del siglo pasado, nacía el Comité Olímpico Paraguayo cobijado al amparo de una de las entidades fundadoras, la Confederación Paraguaya de Basquetbol.
Aunque no es nuestra area, observamos fascinados y admirados que un evento de tamaña magnitud mundial, de un ente internacional de primera magnitud, se realice en nuestro querido pais y encima en un local propio de nuestro Comité Olímpico, que cada dia luce más hermoso, completo e imponente, en coincidencia con el entorno urbanistico del area que ocupa.
Y pensar que hace poco menos de medio siglo atrás, registraba tan humildes comienzos, cuando algunos visionarios concibieron la idea de darle por fin al pais un ente tan importante en el deporte como éste. Era tal la ignorancia en cuestiones olímpicas en aquella época, que hasta se confundia su caracter con uno de los clubes más populares del pais y no tenía ni siquiera capacidad para alquilar hasta mucho tiempo despues una modesta oficina, lo que motivó a la Confederacion Paraguaya de Basquetbol para disponer el usufructo de su propia sede para el cumplimiento de sus primeras actividades, sesiones y un espacio fisico para ordenar sus primeras documentaciones y archivos en el Viejo Estadio Comuneros, injustificada y tristemente desaparecido.
Y hoy el basquetbol que antes le hospedaba, deambula sin casa propia en una vida errante sempiterna, con más de una decena de mudanzas buscando sobrevivir, mientras el COP alberga un evento de magnitud mundial y fuera del ambito deportivo!
Al propio tiempo de resaltar la admiración a la grandiosa obra desplegada por la dirigencia olimpica encabezada por Camilo Pérez López Moreira, su infatigable y emprendedor lider, no podemos dejar de reflexionar en la tan triste situación del baloncesto, tan injusta victima de la insensibilidad de politicos o politiqueros que le despojaron de su patrimonio y hasta hoy no se dignan a por lo menos devolverle parte de lo mucho que le usurparon, despues que dos fallos de la Corte Suprema de Justicia, obliga a la Comuna de Asunción a resarcir apenas una parte del gran daño ocasionado, pues si se tuviera que calcular lucro cesante y el perjuicio tremendo que sigue soportando el basquetbol se multiplicarían mucho más los ceros hacia la derecha en la suma final que resulte.
Que extraña dualidad la que se nos presenta hoy: un admirable presente esplendoroso y una repudiable usurpación no resarcida.

Corporación Deportiva Fénix

descargadakarlogo

logobanrio2016