opinion2Siguen pasando los dias, los meses, los años, las décadas. Y es increíble que hasta hoy no se pueda destrabar aún, el más injusto de todos los actos de autoridades gubernativas paraguayas, que perpetraron un verdadero atentado contra el deporte al expropiar indebidamente a la Confederación Paraguaya de Basquetbol, su propiedad de Avenida Republica y 15 de Agosto donde estaba asentada su sede administrativa (edificio de dos pisos) y su emblemático estadio Comuneros.

Demasiada tinta ya se ha derramado sobre este asunto y es archisabido todo lo que representó en su momento y el perjuicio que su sensibilisima pérdida ocasionó no solo al baloncesto (ciertamente el más perjudicado) sino a todo el deporte paraguayo.

Dos fallos de la Corte Suprema de Justicia obligan  a la Comuna de Asunción a resarcir el daño causado. Pero han pasado diversas administraciones y de distintos colores y tendencias politicas, sin aportar solución alguna al asunto.

Ahora, rebrota la esperanza, al borde del descreimiento y la pérdida de la poca fe que aún pocos albergaban en torno a esta situación, a raiz de la presentación de una minuta por parte del edil Hugo Ramirez, solicitando que la Municipalidad cumpla con la obligación que tiene y planteando concretamente que se le otorgue al demandante un predio en la zona de la nueva Costanera Norte.

Tanto se esperó y desesperó a raiz de esta incalificable desidia de nuestras autoridades, que hasta si hubiera un quinto punto cardinal (sea norte, sur, este u oeste o lo que fuere) con tal que termine este innecesariamente mas que dilatado via crucis, que de una vez se resuelva el caso.

Pero si se tuviera que respetar a raja tabla lo que la ley establece (dos fallos definitivos a favor de la CPB en  el caso) y se cuantificara en metálico lo que ello representa, el desembolso por parte de la corporación municipal estaría lejos por encima de los dos millones de dolares amén de lucro cesante, daños y perjuicios, pagos de alquileres de mas de una decena de locales a que se vio obligada a emprender la CPB, etc.

Sin embargo lo que se pide es simplemente que se le entregue la tierra que ya se le destinó en la Costanera. Pero no en el sitio que cita el Concejal Ramirez, sino en la prolongación de la Calle Independencia Nacional, predio en el que invirtió millonaria cifra la entidad cestera, al hacer el refulado del terreno y dejarlo totalmente preparado para la nueva construcción. La comuna, que permitió junto a Obras Publicas que se haga ese trabajo, e incluso en el plano de esas tierras, caratuló el sitio de cinco hectáreas como futuro predio de la CPB, no puede desconocer esta cuestión y trasladar más al norte o con una dimensión menor lo que ya ha definido anteriormente.

El último avance, que entró despues en proceso de marcha atrás, lo que sigue esperando la CPB es la adjudicación de la cuenta catastral.

Gracias a un principio de acuerdo ya establecido con Itaipú se podrá construir un estadio moderno, único en su concepción, genero y capacidad, como merece ser el Estadio Comuneros. Esos tramites amén del intenso lobby durante años encaminado en la Comuna, ya ha finiquitado la dirigencia baloncestica. Está ya encargado el piso de parquet flotante e incluso los tableros y todo el sistema de control electrónico y estadístico.

No hay razón alguna para seguir esperando. El basquetbol, el deporte, la ciudadania, todo paraguayo de bien, debe exigir que ni un segundo más se siga dilatando esta cuestión y que se disponga el finiquito del largo diferendo. Todos exigimos Comuneros ya!.

Corporación Deportiva Fénix

Puro Deporte en Radio

Escuchá el programa del 20/05, con las novedades de la semana:

descargadakarlogo

medellin 2016

logobanrio2016