marcantonioyrodriguez

El jugador nacional Francesco Marcantonio se encuentra en Bogotá entrenando con miras a la fecha valida nacional del citado pais a jugarse este fin de semana en Medellin.

En estos dias, el joven cultor del squash nacional, entrena con los mejores jugadores de Colombia, entre ellos el actual campéon defensor del Brittish Open y actual 6 del mundo, Miguel Angel Rodriguez.

A mediados de mes estará de regreso para jugar el apertura Nacional y ponerse a punto para el Sudamericano adulto en Brasil a principios de abril. Marcantonio cuenta con el apoyo de la APS, SND y el COP.

En la gráfica, está en compañía de la estrella local, Miguel A. Rodriguez

 

 

QUE NO SE REPITA LA TRISTE HISTORIA

 

El futbol de salón no es fruto de un capricho por imponer con poder económico y a la fuerza una disciplina.

Es una cultura, que se desarrolla por una identificación plena con las masas populares que aprecian la disciplina.

Ejemplos palpables, por citar nada mas que a dos países del continente, son los campeonatos nacionales (49 ya completados) en el Paraguay y el arraigo que ha alcanzado en Colombia, donde después del futbol ya es considerado el deporte más practicado y popular.

 

Es por ello que no quisiéramos que en Odesur 2022 se repita la triste historia de Odesur Medellín 2010.

Entonces, apenas concurrieron tres países a la cita olímpica sudamericana: Brasil (campeón), Uruguay (segundo) y el local (Colombia) tercero. Fue un rotundo fracaso organizativo porque apenas se pudo convencer a dos países para animar la competencia y no declararla desierta y el local, pudiendo ser atracción con el mejor jugador del mundo (Pinilla) y un seleccionado poderoso que un año mas tarde ganó el titulo mundial en Bogotá, representó  un verdadero papelón quedando ultimo.

Otra y muy diferente hubiese sido la historia, con más participantes y exito local si en vez de futsal FIFA se jugaba futbol de salón tradicional.